Ir al contenido principal

I BELIEVE IN NOTHING


Aquí,parte importante del legado de J.G. Ballard:

***

I believe in the power of the imagination
to remake the world,
to release the truth within us,
to hold back the night,
to transcend death,
to charm motorways,
to ingratiate ourselves with birds,
to enlist the confidences of madmen.
I believe in the forgotten runways of Wake Island,
pointing towards the Pacifics of our imaginations.
I believe in Max Ernst, Delvaux, Dali, Titian,
Goya, Leonardo, Vermeer, Chirico, Magritte,
Redon, Duerer, Tanguy, the Facteur Cheval,
the Watts Towers, Boecklin, Francis Bacon,
and all the invisible artists
within the psychiatric institutions of the planet.
I believe in madness,
in the truth of the inexplicable,
in the common sense of stones,
in the lunacy of flowers,
in the disease stored up for the human race
by the Apollo astronauts.
I believe in my own obsessions,
in the beauty of the car crash,
in the peace of the submerged forest,
in the excitements of the deserted holiday beach,
in the elegance of automobile graveyards,
in the mystery of multi-storey car parks,
in the poetry of abandoned hotels.
I believe in the gentleness of the surgeon’s knife,
in the limitless geometry of the cinema screen,
in the hidden universe within supermarkets,
in the loneliness of the sun, in the garrulousness of planets,
in the repetitiveness or ourselves,
in the inexistence of the universe and the boredom of the atom.
I believe in flight,
in the beauty of the wing,
and in the beauty of everything that has ever flown,
in the stone thrown by a small child
that carries with it the wisdom of statesmen and midwives.
I believe in the death of the emotions,
and the triumph of the imagination.

Entradas populares de este blog

¡Feliz Día Internacional del Libro 2021!

Y para celebrarlo como se debe, sólo por hoy 23 de abril de 2021 , pongo a su disposición la descarga en PDF de las versiones en castellano e inglés de mi primer poemario: Todos Sabemos de Sobra , editado por la Editorial Círculo Rojo. ¡Descárgate la versión en español! Download the english version!  >> Échale un vistazo al trailer del libro << Todos Sabemos de Sobra from Editorial Círculo Rojo on Vimeo . ¡Gracias a todos y a leer!

Juan Berruezo: El Centinela de lo Esencial

Conformado por cerca de un centenar de poemas producidos, aparentemente, en diferentes momentos de su vida, " Todo el Universo es Poesía " de Juan Berruezo (Almería, 1933), es un libro de autor que ha entrado en escena para dejar constancia de una empresa poética de largo aliento que, sin más pretensión que legitimarse a sí misma poniéndose al servicio de la experiencia del lector, no sólo comparte algunos de los momentos más álgidos en la vida del poeta, sino que también evidencia una búsqueda estilística sin tregua que lectura tras lectura deja claro que es en la exhaltación del espíritu, la celebración del lenguaje y la custodia de lo esencial en que radican sus motivaciones primarias: su razón de ser. Si la poesía es al poeta lo que su aullido es al lobo, la lírica de Berruezo florece como un pimpollo melancólico que tras el invierno de la búsqueda interior, sigue paciente los rayos del sol para, llegado el momento, mostrarse furtivamente en todo su

Todos Sabemos de Sobra por María Antonia Massanet

El pasado 24 de mayo en el Consulado de México en Barcelona, las escritoras María Antonia Massanet y Nuria Clavé, en colaboración con diversos artistas, presentaron  “Todos Sabemos de Sobra” , mi primer poemario publicado en edición bilingüe bajo el sello de la  Editorial Círculo Rojo . Comparto aquí, el texto íntegro de María Antonia, agradeciéndole de nueva cuenta no sólo el tiempo y dedicación, sino también las alentadoras palabras.     Foto: Consulado de México en Barcelona.  De izquierda a derecha: Nuria Clavé, Christian Obregón y María Antonia Massanet. *** Por María Antònia Massanet * Todos sabemos de sobra o demasiado, ¿o lo sabemos todo? ¿Lo sabemos todos? El título de Christian Obregón se eleva como una hipérbole que nos arroja a su antítesis: en realidad tal vez no sepamos nada, como rezaba la máxima socrática, que tampoco era tal: el filósofo griego sí sabía ciertas cosas pero era demasiado consciente de todo lo que le faltaba por aprender. Esa es la mat